09 enero 2007

Sans La Musique, La Vie Serait Une Erreur


Esta frase de Nietzsche describe perfectamente lo que para mí representa la Música. Lo escribo así, como nombre propio, porque la Música es una sola. Está compuesta por millones de elementos, los cuales a su vez también se componen de más elementos. La Música es, pues, un cuerpo en sí mismo, que tiene vida y genera vida. No poder sentir ese cuerpo abrazándome permanentemente es como advertir que mis venas se secan y no llevan más mi sangre.

Cómo explicar en tono menos melodramático lo que la Música significa en mi vida. Trataré de explicarlo de forma sencilla, repasando evidencias y no conceptualizando. Estoy escuchando una canción de Depeche Mode. Digamos "Behind The Wheel", la versión de estudio. Siento ese ritmo adentro. No me envuelve. Es al contrario, va llenando cada espacio vacío que tengo dentro del cuerpo. Como si estuviera cargando pesas y mis músculos se van hinchando hacia afuera. Mi piel se estira, se tonifica. Si veo lo que ocurre en un concierto, es peor aun ( o mejor). Además del efecto de hinchazón corporal, mis poros se cierran, y los vellos de mis brazos se erizan en un instante. Esto me puede ocurrir siempre con la misma canción.

Mis canciones favoritas? Depende de en qué minuto me haga la pregunta. He tenido canciones favoritas por días, otras por meses, otras años. Estas últimas suelen ser parte de la mayoría de mis cassettes o CDs grabados, combinadas con las favoritas del momento en el que el cassette o el CD fue concebido. Algunas de estas egoistas canciones, que no ceden su lugar a otras tan buenas y que estoy dispuesto a sacrificar por preservar a las engreídas, pueden ser "Fall at Your Feet" de Crowded House, "If You Leave" de OMD, "There is a Light That Never Goes Out" de The Smiths, "Enjoy the Silence" de Depeche Mode; y más recientemente "It's Not" de Aimee Mann, "Noah's Dove" de 10,000 Maniacs, "Elsewhere" de Sarah McLachlan, "Divine" de Mira, "Sonet" de The Verve. La lista podría ser infinita. De nuevo, si esto lo escribiese mañana, tal vez la lista cambiaría.

Lo cierto es que no puedo tener un segundo de no-pensamiento en el que la Música no lo llene. Esta espacio, tan escaso y preciado en estos días agitados de arduo trabajo y estrés que anulan la capacidad de pensar, es invadido por la Música. Ella logra colarse en mis neuronas y las llena para no morir en el bullicioso silencio del vacío mental. Así como el movimiento perpetuo del corazón permite que la sangre fluya en nuestras venas sin burbujas de aire, la Música proveniente del subconsciente o del más reciente consciente puebla mi cerebro para que los espacios en blanco no me originen una parálisis.

Dándome la licencia de parafrasear a Nietsche cuando dice "Sin la música, la vida sería un error", me permito inclusive alterar ligeramente la frase pero significativamente el mensaje: para mí, sin la música, sería un error vivir.

3 comentarios:

Caos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Caos dijo...

Para mi la música es la liberación de emociones. Me calma, me eriza, me transporta más rápido muchas veces hacia dónde quiero o no ir. No podría vivir sin música, soy la que canta en la ducha, la que se dormía con los walkman puestos, la que podía hacer tareas con música toda la noche, la que no necesita pareja para bailar, yo bailo sola !. La que en un karaoke se deschava (para el pesar de los acompañantes). Y que hablar de bailar, esa es otra "nota". Densa Niebla, la música te llena y quizá haga que tu densidad se aligere más y más. Canta y Baila sólo o acompañado, cada cosa tiene su encanto.

Javicentrico dijo...

La música
significa demasiado
para mi
realemnte demasiado
y totalemente identificado
contigo.

Escuchando: Agarrense de las Manos by Moderato